miércoles, 6 de junio de 2012




Ellos quieren dibujar un Arco Iris

El día llegó. Tuvieron que pasar seis años para sentir la voz del futuro: Esos jóvenes irreverentes. Algunos con guardapolvos blancos; otros sosteniendo reglas “T”; unos cuantos con calculadora en mano. Pero todos cargando con carteles y gritos la bronca que se hizo nudo en las gargantas por mucho tiempo.

Retrocediendo el tiempo al año 2006, el gran circo capitalino nos ubica en el Congreso dónde se sancionaba la ley 2529 propulsada por el senador Juan Manuel Marcos. La habilitación de los centros educativos quedaba en manos de los bufones del circo. ¿Consecuencias? Observen los garajes, se han vuelto Universidad. 

Esa tendencia a la "Edulucración", o dicho en castellano correcto, al lucro con la educación, ha encontrado en Víctor Ríos la manera de seguir y legitimarse en nuestro día a día cotidiano. Así nos amenaza el proyecto de ley de Educación Superior de la Cámara Bicameral del Congreso.

Aquel día estaba nublado. Tal vez el cielo quería reflejar los grises y oscuros senderos de nuestra educación. Pero también cayeron gotas de lluvia, que obligó a limpiar los vidrios empañados de los anteojos encerrados en las aulas, y otros que tenían los ojos vendados decidieron cortar los nudos para ver qué era lo que estaba penetrando sus pieles.

Era la lluvia; bonanza la que los limpió. Y ahora sacan de sus cartucheras los lápices para dibujar un arco iris a esta Nación 



   


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario